23 de septiembre de 2008

Teñido de Lanas con tintes Naturales.

Teñido con hojas de nogal y cáscaras de nuez:

Se pueden usar hojas recién cortadas del árbol o secas, de lo cual dependerá el color final del tinte. Si recolectamos en primavera las hojas frescas nos darán un tono marrón intenso, caso contrario se obtendrá el color sutil de la muestra.

Se coloca todo el material a usar que quepa en un recipiente y se le agrega agua fría, en este caso fueron 10 litros. Se pone al fuego aproximadamente por una hora para que los productos utilizados suelten el color, luego colamos para filtrar el agua de los desechos. Introducir en el agua limpia la lana a teñir, previamente mojada, para que absorba mejor la mezcla. Ponemos nuevamente al fuego hasta que hierva, por media hora. En ese momento es hora de agregar el fijador del color, puede usarse sal, alumbre o en este caso se utilizaron 2 cucharadas grandes de bicarbonato de sodio. Finalmente hervir con el fijador por cinco minutos y apagar el fuego. Dejar enfriar en el mismo recipiente, retirar la lana y dejarla secar bien.

Teñido con cáscara de cebolla:

El procedimiento es similar en lo básico, excepto que las cáscaras se remojan previamente para ablandarlas. La proporción aproximada es de 1 litro de agua por kilo de cáscaras mojadas. Se deja hervir bastante tiempo hasta que el agua tome color y se cuela, luego introducir la lana a teñir y cuando hierva nuevamente, el fijador. Mantener en el fuego por cinco minutos, retirar y dejar enfriar. Retirar la lana teñida y dejarla secar antes de usar. Obtendrá un hermoso tono anaranjado, puede variar la proporción de cáscaras para modificar el color.

Teñido con frutos y hojas de sauco:

Se recomienda aplastar con la mano el fruto para que largue el jugo antes de ponerlo a hervir o se pone directamente todo junto (hojas y frutos enteros) en el recipiente donde luego hervirá por un lapso de 1 hora. Luego del procedimiento de colado, se introduce la lana que se desea teñir, agregar el producto que se utilizará para fijar el color y dejar cinco minutos más. Retirar del fuego y dejar enfriar. Se obtiene un color morado o lila.

Otras plantas que se usan para teñir lana, siguiendo la misma técnica, son el radal, retamo y calafate.

Respecto al taller de tintes naturales consideramos que fue muy rico en cuanto a lo que cada tejedora brindó. La asistencia nos desbordo por el reducido espacio ya que concurrieron alumnas de los talleres y público en general. Cabe destacar los conocimientos respecto a las hierbas que se pueden usar para teñir y ojalá que sean bien aprovechados, realmente fue un orgullo haber formado parte de este encuentro.

Fuente:

http://www.lofdigital.org.ar/admapu/?p=167

1 comentarios:

Sandyteje dijo...

Me parece genial la informacion la verdad he oido del teñido pero nunca lo he provado es buena e interezante... sos una mujer muy cueriosa Anny... Besotes